Inicio Foros La Occa Moral – Tema 1 Los males de nuestro tiempo – Debate 1.

Etiquetado: ,

Este debate contiene 8 respuestas, tiene 5 mensajes y lo actualizó  Pedro Trujillo hace 9 meses, 2 semanas.

Viendo 9 publicaciones - del 1 al 9 (de un total de 9)
  • Autor
    Publicaciones
  • #3995

    Geno Figueroa
    Moderador

    Hemos acordado abrir una discusión sobre lo que pensamos son los males de nuestro mundo y nuestro tiempo. Este será el foro para publicar todo lo que queramos decir al respecto.

    Documento en línea acerca del tema.

    • Este debate fue modificado hace 9 meses, 1 semana por  Energy.
    • Este debate fue modificado hace 9 meses, 1 semana por  Energy.
    #3997

    Geno Figueroa
    Moderador

    GENO FIGUEROA – 1RA REFLEXIÓN

    Voy a ser muy breve y concreto, espero. Este es un tema apasionante para mí, el cual estoy dispuesto a llevar a las últimas consecuencias.
    Creo que, como en casi todo, en este tema es fácil reconocer algo que nos parece malo y aferrarnos a él, sobredimensionar y condenarlo, sin advertir que  sigue siendo una capa más de la realidad, un aspecto que además es resultado de otro mucho más profundo. La incapacidad de seguir adelante frente a esto requiere voluntad,  valor y fortaleza.
    Los enemigos de esto son la superficialidad, la frivolidad y la debilidad (y claro quizás la estupidez aunque este es un tema delicado para mí). Señalo la frivolidad y superficialidad porque limitan nuestra capacidad y una saludable relación con la realidad. Señalo la debilidad porque a veces simplemente no se sigue profundizando por temor, por no soportar el dolor ni el desafío de lo que la realidad nos propone.
    Hasta cierto punto considero que estos están, para mí, entre los mayores verdaderos males de nuestro tiempo. Digo esto porque muchas otras cosas son consecuencias naturales de tales ¨elementos”. Digo esto además porque creo que cuando hablamos de males solo hablamos de cosas humanas originadas por los asuntos humanos. Cualquier cosa que no sea humana francamente no es malo para mí, simplemente es una condición de la realidad así no nos guste.
    Para dar un ejemplo inmenso, estos 3 elementos son un tremendo obstáculo para comprender y aceptar la naturaleza humana. Pienso que los estilos de vida y organizaciones sociales y culturales que ahora nos rodean se fundan en ilusiones, engaños (bien o mal intencionados), pero que están desalineados respecto a lo que el ser humano es y desea. Entiendo la perplejidad de esto, de hablar sobre naturaleza humana o naturaleza misma de las cosas. No pretendo ahora decir que yo tengo la respuesta, simplemente señalo esta semejante paradoja en la que vivimos.
    Un ejemplo de este ejemplo es la estupidez humana. Existe y es un problema hasta cierto punto. Pero creo que hasta cierto punto es un error verla como una deficiencia humana, cuando debería ser más bien una condición de su naturaleza. Aunque debería operacionalizar este concepto de estupidez, diré simplemente que el hombre promedio es estúpido. Se nos dice que somos seres racionales, pero antes seguimos siendo seres emocionales. Tener la capacidad de razonar no significa que dominemos absolutamente tal habilidad. Así que en cortas palabras somos animales más racionales que otros pero seguimos siendo no racionales. Entonces para mí la estupidez es más una condición de la mayoría de nosotros. El hecho que haya individuos distinguidamente comprensivos y racionales no significa que toda la especie lo sea.
        Aterrizando entonces lo que estoy diciendo, creo que los mayores problemas de nuestro tiempo son la hipocresía y la debilidad. Una alimenta a la otra en un círculo vicioso de destrucción, de más hipocresía y más debilidad. Esto nos aleja del equilibrio, el cual considero es el único objetivo absoluto en este juego que es la vida. Podré ahondar mucho más en la definición y efectos de estas dos palabras pero considero que hasta aquí es suficiente una primera exposición. Hemos acordado además no ser extensos para poder leer las ideas de todos y luego discutir.

    #4166

    Pedro Trujillo
    Participante

    IDEALISMO DEL PORVENIR

    Después reflexioné que todas las cosas le suceden a uno precisamente, precisamente ahora. Siglos de siglos y sólo en el presente ocurren los hechos; innumerables hombres en el aire, en la tierra y el mar, y todo lo que realmente pasa me pasa a mí.
    -JL Borges

    Exponer mi pensamiento acerca de los males del mundo es una empresa bastante complicada, extensa, sobre todo. Aquí otorgo a modo de exposición un resumen de él. En primer lugar, debemos saber que hay males externos al ser y males internos a él. Los que podemos solucionar -o buscar solucionar- se constituyen básicamente en la segunda parte de ellos, aunque hay entes, como veremos luego que podrían atenuarlos. Entre los primeros están el Tiempo, que hace y deshace a su antojo, da vida y la acaba, constituye, sin bien parte de los placeres más grandes de la vida, también las desgracias más grandes. Muy cercano a él, el Destino, que puede resultar absoluto o relativo en relación con el ser en sí. El Destino escribe páginas que no podemos desdecir, pero también deja espacios abiertos en los que podemos actuar, esto es parte del Existencialismo; nosotros tenemos un límite de acción, más porque al vivir en sociedad no podríamos actuar sin que las consecuencias se repercutan en los demás. Otro de los grandes males externos del hombre es la Historia; correcta o no, precisa, ilusión, de ella constan nuestros valores, virtudes, rémoras y hasta cierto punto el futuro (Nietzsche no estará muy de acuerdo con lo último). Como no puedo evaluar cada uno de estos en profundidad por motivos, otra vez temporales y también espaciales, me concentraré en la segunda parte, tratando de no abandonar la primera. Los males del ser, o internos a él pueden ser males ideológicos o morales; estos tienen mucho que ver con el entorno, la sociedad, las naciones inventadas, pero lo que se busca, o lo que busca mi pensamiento es volverlos personales, sin llegar al solipsismo claro, el solo hecho de estar escribiendo estos párrafos es prueba suficiente.
    Cuando el planeta entró en ese gran evento llamado Revolución Industrial, el destino de la unipolaridad mundial se marcó. Jamás los fautores del llamado “progreso” se imaginaron que el Continente que se adueñaría del capital sería América. El plan fundamental, sobre el cual, se han escrito millones de páginas sobre conspiraciones y otras cosas, quizás fue extorsionar el sistema monetario a favor de los pocos -idea no tan descabellada si miramos los siglos de historia escrita que nos preceden-. El resultado fue una sociedad basada en un sistema económico que vela por la preponderancia de los pocos. El error de la humanidad fue contraponer esa idea al Comunismo, estigmatizándolo hasta el punto en el que hemos llegado hoy. Las guerras, las conquistas, la decadencia de la cultura contemporánea tienen su germen en el capitalismo, pues goza de alimentarse de los que “tienen menos” a favor de los que “tienen más”. Foucault dijo que incluso el sistema educativo justifica la lucha de clases; tal vez él lo entendía con una vena filo socialista, yo lo entiendo desde la imparcialidad más certera, aunque no exhorto a la lucha de clases. Las ideologías pues, para mí se atacan con ideas. Otra vez no puedo ahondar en estos conceptos porque no tengo espacio. De entre los males morales en cambio el peor es la religión, nos ha vuelto débiles y nos ha hecho creer en el más allá (Nietzsche otra vez, ha arto criticado a Dios). Hoy la religión detiene la educación y es otro de los ídolos por los cuales la economía continúa a girar, pero de ello no me encargaré, bastante ejemplo ha habido desde nuestro nacimiento. Ahora, esta bipartición del ocaso de nuestro desarrollo humano ha dado a luz algo que se llama Ciencia. Si bien, la ciencia ha contribuido a salvar ilusoriamente al ser la muerte, entre otras cosas, ha atenuado el peligro de la gente. Las guerras químicas, las bombas nucleares son claro ejemplo de ello. Pero no es de ahí de donde quiero partir, sino desde el interior del ser, como antes había mencionado.
    El ser ha creído que el progreso de la economía y de la ciencia es el progreso de la humanidad, por ello el ser está feliz de que la humanidad haya llegado a la Luna, pero ¿qué es lo que busca el ser realmente? Lo pongo así, si la humanidad no ha sabido todavía comprender las pasiones más propias del hombre como el amor, ¿por qué se ha empujado hacia otros planetas? Para mí pues, el ser no debe buscar el absoluto conocimiento del universo, sino el absoluto conocimiento del alma. La única herramienta que puede combatir esta decadencia es el Arte. Ojo, hay dos tipos del arte, aquel de la decadencia, y aquel del alma. El Arte es el único tratado -si se pudieran juntar todos sus formatos a lo largo de la historia- que cuenta la historia sentimental del ser humano, es el único conocimiento que enriquece al alma y, por lo tanto, no destruye -como ha hecho la ciencia- sino que da la capacidad al ser de volar, sin tener alas. El sistema monetario ha tomado al arte y lo ha transformado en decadencia, ya nada se escribe de verdad, ya nada se pinta con ideales sino con ganas de ganar dinero. Esto es parte de la involución humana, como lo es la ciencia que crea ilusiones y no llega a comprender la identidad, la verdad única del todo en el uno.
    En el Oráculo de Delfos, entre otras cosas, el lugar en dónde se anunció que Sócrates era el hombre más sabio, estaba escrito “Conócete a ti mismo”. No es casualidad que todas las grandes ideas y hasta la grande ciencia se hayan centralizado en las ideas que dio el mundo antiguo, porque el mundo antiguo ha sido arto más sabio que el mundo contemporáneo. Quizás con otras premisas la ciencia sea buena para la humanidad, hoy como hoy, no. Motivo por el cual la avecino a los otros males (religión, capitalismo). Ahora pues, la educación es la mejor alternativa a la esclavitud solapada que se vive en el mundo, pero la educación ha partido también del arte, por lo que Cultura es Arte. Verbigracia, la política de Gandhi de centró en un poema de un romántico inglés; la religión fue el resultado de un libro tergiversado que llamamos biblia -que entre otras cosas es literatura-; los valores del coraje y de la lucha contra el Destino son derivados de los poemas homéricos; la alquimia, que es una malinterpretación de la medicina y de la ciencia en sí, también fue un tratado filosófico-literario. Acercándome más a la idea de la Constelación en sí, para que el ser pueda entender todo lo que acabo de decir necesita ser libre. La libertad verdadera es aquella del pensamiento, es después de todo, la única a la que podemos aspirar realmente. Pero libertad de qué. Al Destino no le escapamos, tampoco al Tiempo, pero podemos bien escaparle a la Moral y la Historia, esta limpieza ampliamente expuesta por Gide pretende comenzar el ser desde cero, y que a partir de ahí se pueda crear sus nuevas virtudes, sus nuevos sistemas. Para limpiarnos de estos males es necesaria la Voluntad y el Egoísmo. Hay que comprender que no todos los seres somos iguales, hay quienes tienen el deber y el derecho de gobernar sobre otros, por el bien de todos -y por naturaleza humana-. Pero ¿Quiénes son estos seres capaces de gobernar sobre los otros? De seguro no los políticos, no los Estados Unidos, no la Ciencia, sino seres que puedan observar al porvenir (la única forma de borrar el pasado es desligándose de todo lo que tenga que ver con él). Si lo que queremos es cambiar el mundo por el bien del hombre, esta es la única forma, a partir del alimento del alma, el ser puede crear, crear de verdad (porque como el Cosmos fue al principio un vacío, así también el alma debe ser un vacío para explotar en su propio futuro, en su propio proyecto). El egoísmo es importante en un primer nivel, ¿cómo puede completarse el ser si depende de otros?, el ser tiene que ser el mejor ser (como se dijo en la Constelación, la mejor versión de sí mismo), y no es tan difícil, la dificultad la ha creado la hipocresía, pues vivimos a cuestas de las peores masacres del mundo en nuestra cotidianidad.
    Comenzando por el país -creo que más o menos todos somos peruanos-. Si queremos librarnos de los mismos políticos y de la misma corrupción, la salida es la cultura, que crea ideales y esos crean acciones (y otra vez, la cultura es arte). Pero ¿cómo criticar una cultura de masa a la que el único don que se le otorgó, y en pocas píldoras es el dinero? Un rechazo del sistema no basta, y por esto mismo no creo que nuestra idea se pueda fundir en poco tiempo, todo esto, lo repito, debe ser a grande escala. Los pasos a seguir son múltiples, distintos, algunos más próximos que otros. Pero la primera etapa de nuestro largo viaje tiene que ser la concientización de estos males (y otra vez, la cultura). Como uno es en realidad todo lo que come, el alimento de la cultura es siempre dado a través de la mediación, el único alimento de libertad es el arte. Si hasta la educación es una forma de control y de una perspectiva unívoca, concordante con los grandes ídolos, la verdadera cultura nos es dada solo a través del arte: discernir, soñar, son cosas propias del ser, NO buscar vida en Marte. Para cualquier queja, aclaración, oposición o alienación sobre mis ideas, estaré disponible (lo escrito no es todo, no podría aburrirlos más). Si vamos a vivir de ilusión que sea una que nos haga crecer como hombres y no que nos haga destruirnos como seres que buscan la divinidad donde no la hay.

    – Pedro Trujillo

    • Esta respuesta fue modificada hace 9 meses, 3 semanas por  Pedro Trujillo.
    • Esta respuesta fue modificada hace 9 meses, 3 semanas por  Geno Figueroa.
    • Esta respuesta fue modificada hace 9 meses, 3 semanas por  Geno Figueroa.
    #4176

    TLaf
    Participante

    Tema: Cual es la maldad del mundo ?

    Me parecio complicado a responder porque la maldad puede tener varias formas y tenia que hacer rapido para no estar aburrido y ir al esencial. Pero cuando estaba tratando de generalisar al maximo, me parecio finalmente muy simple.
    La maldad es algo en la contradicion con las leyes de nuestro Ser, es la negacion del Bien.
    El unico Ser es el Principio de Creacion porque recibimos todos de este Principio nuestro Ser. No somos al inicio y somos creaciones.
    Si supongamos que este principio es el Ser primero, es independiente, y sinifica tambien que es el bien, la verdad, lo lindo, lo perfecto, porque maldad, falso, feo, imperfecto son por definiciones las negaciones del Ser, y que el menos bien, menos verdad, menos lindo, menos perfecto son por definiciones las diminuciones del Ser.
    Tenemos entonces un principio de creacion, que ES un Ser y que es Bien, Verdad, Perfecto etc. Este principio, lo llamamos Dios.
    Ahora, si el malo es la contradicion del Ser y la negacion del Bien, y que el Ser y el Bien, lo llamamos Dios, la maldad se llama por logica pura, el Demonio.
    La maldad del mundo son las intervenciones aca bajo del Demonio. Eso es la respuesta a la pregunta inicial del tema.
    Ahora, para ir un poquito mas lejo en la reflexion, vamos a ver como se puede definir estas intervenciones.
    El objectivo del Demonio es de destruir el plan de Dios, es la madad que ataca el bien. Entonces igual, hay que buscar lo que hizo el mundo que va en contra de Dios.
    Para sintetisar, lo que va en contra del principio de Dios, es el odio de todo sistema donde el Hombre no es el Rey del Mundo. Es el establacimiento de un sistema politico, social, economico, spiritual, familial, moral etc centrado en el Hombre en lugar de Dios.
    Esta forma de pensar es lo que podemos llamar Revolucion. Porque Revolucion sinifica destruir o cambiar lo que habia. Y si la Revelacion era el principio fundamental del derecho de Dios, la Revolucion es el principio fundamental del derecho del Hombre. Eso es precisamente el sistema que venimos de describir, a saber, el Hombre en lugar de Dios.
    Seria interesante de ver como se materialisa el concepto de Revolucion y ver la lista de sus hijos, pero podemos considerar para empezar un poco, que la primera Revolucion de la Humanidad fue echo por Adam y Eva. Muchos han seguidos hasta hoy.

    #4177

    Paulo Bahamonde
    Participante

    Intentaré dar mi apreciación siendo breve y evitando las trampas propias de los “ismos” que puedan limitar mi intención, dejando de lado también mi afición literaria.

    Primero, si hablamos sobre los males de nuestro tiempo nos limitamos a la escasez o decadencias de nuestra época: tanto moral, cultural, social, y un largo etc. Deseo aclarar mi punto de vista aquí, pues considero que dichos “males” son en su mayoría los mismos: arrastrados a lo largo de nuestra historia y replanteados en un nuevo contexto. Entonces, siendo algo pragmáticos, debemos tomar la iniciativa y decidir si estos males pueden trascender o llegar a su final mediante la tarea que estamos llevando a cabo. En cualquiera de los casos habremos soltado esta inquietud en las masas, como diríamos: abrir los ojos de la gente.
    Segundo, considero que el significado de la maldad y como se manifiesta en nuestro tiempo juegan un papel menos importante que el hecho de desecharlos del plano material, es decir, liberar al mundo de estos males (en el caso de que sea necesario o posible). Al mismo tiempo, ir restando importancia a ciertas dicotomías como la del bien y el mal, por ejemplo, aceptado de esta manera una idea de equilibrio cada ves mas profunda que no dependa de estar en un lado del tablero, si no de poder verlo desde arriba: una especia de deconstrucción.
    Tercero, enfocándome en el título, puedo decir que los principales males que nos aquejan son unos cuantos, de los cuales vienen los demás, uno de estos es la hipocresía: esta se afianza en la vida cotidiana y es la que no permite a las personas actuar de acuerdo a sus pensamientos, si no todo lo contrario, terminar pensando en relación a sus acciones. Aquí la ignorancia juega su papél (incluso el de “mal de nuestro tiempo”), ya que la realidad o contexto de cada ser humano influye en su desarrollo posterior, haciendo que ciertas diferencias como la clase social o la educación determinen la intensidad de esta hipocresía.
    Otro de los males que puedo mencionar es la desaparición progresiva de un instinto de supervivencia o espíritu de lucha frente a lo que el mundo nos presenta, el tan aclamado progreso ha encontrado las puertas abiertas de nuestra consciencia social y ha sabido apropiarse de su voluntad. En la actualidad se nos presenta un mundo amigable, accesible y posible en tanto cada persona pague el “precio” necesario para obtenerlo, sin medir o detenerse un segundo a analizar su propósito ulterior: una especie de amigable egoísmo que se salta la barrera espiritual del autoconocimiento.

    En conclusión, estamos ante uno de los escenarios más difíciles, donde los males arcaicos siguen presentes y pretenden quedarse en la medida que van transformándose y adaptándose a nuestro contexto. Es importante entonces poder definir cómo afrontarlos y en que medida erradicarlos o transformarlos a nuestro favor, recordando siempre nuestro ideal de equilibrio.

    #4217

    El bien y… ¿El mal?

    ¿Se dan cuenta que comencé poniendo en la interrogante al “mal”? ¿Y por qué no fue al revés? Decidí dejarlo así luego de haberme dado cuenta de ello. ¿Por qué? Simple. Esto refleja lo interiorizado que tenemos esta dicotomía de una estructura definida: el bien como positivo y el mal como negativo. ¿Suena redundante? ¿Qué hay si les digo que no? Y, como verán líneas abajo, lo desarrollaré de una manera particular (como cada una de las anteriores posturas), partiendo de la que en la actualidad cada vez toma más atención: hombre y naturaleza.

    Existe una gran analogía entre hombre-naturaleza y bien-mal (el orden de las palabras no interesa). Comenzando por el antiguo origen de esta disociación hasta el porqué de la existencia misma del ser humano en la Tierra.

    El hombre es parte de la naturaleza. De eso no hay duda… ¿O sí? En algún momento tuvimos que disociarnos de ella para convertirnos en observadores, contempladores, “ajenos” a nuestro origen, a nuestras relaciones con los demás elementos vivos y no del entorno. Miles de años después, puedo afirmar que, gracias a dicho divorcio, hemos llegado a un momento único y relevante en la historia de nuestra especie, por nuestras propias manos. De otra manera, nos hubiera tomado miles de años más en alcanzar esta era (siendo positivos)… O, quizá, nunca lo hubiéramos hecho. ¿Ustedes qué creen?

    Ahora, ¿a costa de qué lo hemos logrado? ¿Es BUENO o MALO? ¿Por qué? Todos estamos siendo testigos de cómo estamos alterando el equilibrio a nivel global en pro de nuestra sociedad, de nuestra permanencia en esta Tierra, aunque ello conlleve a todo lo contrario (como ya nos estamos dando cuenta). La presión que ejercemos como cantidad de individuos sobre ella, también es impresionante. Las demás especies se ven desplazadas hacia espacios cada vez más reducidos. Las consecuencias que ello traerá las desconocemos puesto que nunca antes en la historia ha sucedido algo parecido. Peor aún: las consecuencias colaterales también están afectando a gran parte de los ecosistemas y especies en ellas habitan… Un ejemplo son los grandes incendios ocurridos hace unos meses en el norte de nuestro país o las lluvias anómalas que ha dejado sin agua potable por días a Lima, la capital del Perú, donde se supone que su gestión de desastres prevé este tipo de problemas.

    Como ven, en el ejemplo el bien-mal está en sus entrañas. Conectando esto con la primera idea, lo que me llama poderosamente la atención es este “despertar” de nuestra generación. Nuevamente, ¿qué tan bueno o malo es esto? No es ni bueno ni malo: es necesario.

    Cuando comenzamos a ver la totalidad las dicotomías se difuminan, el juicio desaparece y todo se muestra tal como es. La contemplación se convierte es nuestra principal arma para destruir dicha muralla, construida por error, debido a una equivocada comprensión del mundo: hombre y la naturaleza, bien y el mal. Con esto no quiero decir que nos convirtamos todos en monjes y que el mundo entre en una era de armonía y de paz. Nada de eso (aunque la idea me genera un vértigo increíble. Sería muy hermoso).

    Lo que quiero resaltar (y, con ello, concluir) es que el mundo es caos. Un bello caos. Es un equilibrio dinámico alucinante, cuyas leyes comprendimos pero que parece que las olvidamos –o nos obligamos a hacerlo-. Muchas aún siguen escondidas bajo perspectivas aún no desarrolladas por nuestras mentes. Quizá este eterno debate nunca acabe… O, quizá, acabe cuando veamos en retrospectiva y veamos hasta donde hemos llegado. Ese día aún es luz de estrellas.
    Finalmente, quisiera mencionar algo personal, más allá de este tema, no menos relevante. Al igual que ustedes, este tema ha consumido muchas horas de sueño, de la vida mía. He buscado respuesta durante muchos años. Esto lo menciono solo por un motivo: lo importante que fue para mí tener la oportunidad de ingresar a la Universidad y poder encontrar las orientaciones necesarias para encontrar mis propias respuestas (con todos los problemas que la universidad pública peruana posee), a través de pensamientos desarrollados en el pasado para el futuro, tal como pretendemos realizar en la OCCA. Por eso, mi compromiso con la sabiduría y el enriquecimiento del alma.

    #4221

    Geno Figueroa
    Moderador

    BLOQUE II

    Luego de leer los primeros textos acerca del bien y el mal pienso que aunque a primera vista estamos muy distantes no es así. Está, como siempre, el límite que impone nuestro lenguaje.
    En primer lugar, estamos empleando el bien y el mal de modos distintos, confundiendo este último con problemas, condiciones desagradables, deficiencias, etc. Estoy de acuerdo en que se pueden hacer tales conexiones. Hemos aprendido a reconocer el “mal” de diversas formas. En la RAE vamos a encontrar más de 10 acepciones a maldad. Sin embargo, a pesar de esta dificultad, mucho ganaríamos logrando un acuerdo en esta terminología. Me gustaría que podamos usar el mal solo para un aspecto, y llamar a todo lo demás con un término más preciso: sea problema, condición desagradable, deficiencia, injusticia, etc. Quizás mi propuesta sea la de desplazar el bien y el mal a una esfera que se separe del resto del mundo.
    Creo que nuestro mundo no necesita esta división del bien y el mal. En algún momento, nuestra historia como humanidad se dividió así, como lo bueno y lo malo. Y esto solo ha traído problemas. Esta es una de las propuestas de Nietzsche en el Zaratustra incluso, un libro que es muy importante para mí. Zaratustra es supuestamente un antiguo profeta y sabio indio que juzgó que las fuerzas que movían el mundo eran el bien y el mal. Nietzsche juzga esto como un grave error. Y decide que debe ser el mismo Zaratustra quien corrija tal error. Así tiene lugar esta obra.
    Así que esta es mi propuesta, ponernos de acuerdo en que el bien y el mal es una división desfasada y absurda que ninguna bondad significa para nosotros. Pienso que el bien y el mal existen solo como constructo humano, especialmente de los campos metafísicos y religiosos. Podríamos tener grandes conversaciones al respecto, pero estas serían solo pajas mentales. Y lo que nosotros necesitamos es todo lo contrario a esto. Pienso que lo que necesitamos es una relación más sana entre teoría, acción y consecuencias prácticas, donde la contemplación de la naturaleza y sus fuerzas nos acerque a un equilibrio y una mejor vida, una que sea cada vez más elevada día tras día, no en 1000 años.
    Cuando Tom habla de bien y mal, por ejemplo, y utiliza las simbologías religiosas entonces resulta bastante lógico, porque este es el terreno de estas categorías. Cuando los demás han hablado del ser, este se hace el bien, y lo contrario el mal entonces también se hace lógico. Pero, ¿es solo lo lógico como adjetivo lo que nos va a enriquecer y dar más herramientas? Creo rotundamente que no. (En este punto estoy de acuerdo con Pedro acerca del arte y su vital función y fuerza de transformación). Entonces quiero decir que no necesitamos encontrar lo lógico detrás de la división del bien y el mal.
    Nietzsche plantea que lo bueno es todo lo que empodera, lo que resulta de la voluntad de poder y afirmación. Para él, lo malo es lo débil y lo enfermo. A este punto es a donde quiero llevar este debate. ¿Qué podemos poner en reemplazo de bien y el mal, si es necesario?, ¿si no es necesario, entonces para qué seguirlo usando? Así, podríamos ponernos de acuerdo en el uso que necesitamos darle a esta división fundamental: el bien y el mal. Para así poder usar nuestro lenguaje de una forma más eficiente para nosotros mismos. Por ejemplo, lo que le decía a Pedro (y que entiendo se haya debido a la necesidad de escribir poco) acerca del tiempo como un mal, se debería poder solucionar solo a través de un uso correcto del término. Es decir, podríamos hablar sobre las bondades y problemas que nos presenta el tiempo, y en eso sí podríamos estar de acuerdo con Pedro. Pero no estamos de acuerdo en calificar al tiempo como algo malo en sí. Igual ocurriría con los “desastres” naturales, dado que estos son fenómenos naturales, pero se hacen desastres porque como humanos los consideramos nocivos.
    Planteo que debemos poder ser capaces de lograr esto. Como yo mencioné en mi primer texto, creo que los problemas de nuestro tiempo se deben a la hipocresía, la frivolidad y la debilidad. Pero cómo llamarle a estas cosas, ¿maldades? Creo que no. ¿Qué les parece la idea de Nietzsche? Cuando él plantea esa idea de bien y mal intenta quitarle a estas dos palabras todo residuo de religiosidad o moralidad. Porque justamente lo que él plantea es una transvaloración de todos los valores, es decir, la creación de una nueva moral, una más afín a nuestra propia naturaleza como humanos. Por eso él enfrenta la moral cristiana.
    Sin tener que estar de acuerdo con este autor. Yo creo firmemente que La Constelación necesita reconocer esta enorme necesidad: la de crear nuevos valores, configurar todo el tablero del juego sobre el cual vivimos actualmente, porque en estos valores actuales están la hipocresía, la frivolidad y la debilidad (y quizás la estupidez aunque haciendo las salvaciones), justamente los problemas que yo encuentro absolutamente perniciosos. Esto pasa justamente por una reconfiguración del bien y el mal, la cual se podría hacer incluso simplemente erradicándolos de nuestro vocabulario. Como dice Manolo, ¿el mal? ¡Si la vida es un caos hermoso! Necesitamos palabras más justas, más ancladas al movimiento, al cambio, a la transformación de la vida. Necesitamos incluso hacer las paces con el tiempo.
    Podría seguir hablando. Pero hasta aquí. He intentado ser bastante simple, así que entiendo esto puede traer problemas luego. Sin embargo, para eso estamos, para caer, levantarnos y seguir aprendiendo.

    #4222

    TLaf
    Participante

    Hola la Occa, vengo de ver que Nietzsche sale del sombrero jaja. Quien es este webon ? Es un tonto util a la armada del mal. No mas.
    Nietzsche viene de una familia Polaca que se exilio en Allemania porque la Polonia no quiere sufrir las ideas del Protestantismo. Su familia practicada, son teologos, educados y muy estrictos. El pequeno Nietzsche recibe asi una educacion metodica, el es disciplinado, ordonado, hasta estar un Alleman Protestanto classico, casi tipico.
    Nietzsche quiere estar musico, es su primera passion. El estudia filosofia donde esta dotado, talentoso, genial a veces. Tiene grandes ambiciones de todo lado y se quiere un pensador nuevo, en la capacidad de criticar las religiones. Pero lamentablamente, se toma la sifilis cuando estaba ambulancia para los Suissos en la guerra contra Francia (siempre en la mala equipo csm jajaja)
    Entonces, es un joven dotado en filosofia y que admira la grande musica, aspira a lo Grande, a lo imenso. Logicamente va encuentrar a Wagner, el Maestro. Pero Nietzsche no va soportar la dominacion de Wagner en todo los aspectos y el regreso del Maestro al Cristo.
    El se va buscar otras frequentaciones que van a recibir sus quejas y van a glorificar su orgullo. Su debilidad en realidad. En este momento, deja ideologicamente el cristianismo. Su orgullo lo mata.
    El va meterse a frequentar el mundo judio, particularmente Paul Réé. Paul Rée va influir como jamas el pensamiento de Nietzche, que va cambiar totalmente de orientacion. Logicamente, Nietzsche se separa de Wagner. Es la fin de la Historia para Nietzsche. Todo el resto es puro suicido.
    Rée, lentamente, va ayudar Nietzsche a pasar de una critica del cristianismo institucional a un rechazo. De aca viene la relativisacion, el feminismo, el duda etc, Nietzsche pasa del antisemitismo al filosemitismo fanatico. Este mecanismo lo destruye, lo previene de pensar derecho. El va isolarse tranquilamente pero seguramente hasta la anarquia, hasta el nihilismo. Es un delirio o una tentativa patetica de destacarse de Wagner, sin ver que en realidad, sucumbe. El es muerto spiritualmente y filosoficamente.
    El genio de Nietzsche lo hace entender el problema del Protestantismo, pero su orgullo refusa de regresar a la error inicial de este movimiento. Su instinto es atirado para el Cristo, pero habia demasiado mal en su entorno para que el lo encuentra. Es realmente un caso de escuela. El Protestantismo bien entendido es la antesala del Judaismo.
    Sus libros son sufrimientos de no poder exprimir el mundo que tiene en el. Como el debe sentir en el fundo que se equivoca bastante, va atentar destuir. Es el principio mismo de la Revolucion. Es por eso que Nietzsche atira mucho los jovenes. No es su rigor, no son sus talentos, es su parte revolucionar que atira a los perdidos, a los que buscan aca o aqui. Es tambien por eso que la ideologia moderna, hija de la revolucion o el Ateismo opera bastante con Nietzsche.
    Por eso, Nietzsche es un grande tonto util. Es un talento recuperado para el mal, que termina para meter goles a su equipa original. Nietzsche es una persona que se niega, que se repudia, hasta destruirse. Es triste ver un hombre inteligente dar la vuelta. Nietzsche es el ideologo del instinto. Es casi ficcion lo que el escribe. El sabe nada de la historia. Se equivoca demasiado en la lectura de la Historia. (conversacion privada, Nietzsche es el contrario de Tocqueville. Tocqueville tiene buena lectura pero es debil en filosofia. Nietzsche es fuerte en filosofia, pero debil en la Historia).
    Para mi, su nocion de Surhomme al final es muy feminino. El imagina el Surhomme un poco como una mujer suena de un macho alfa. Es patetico. Pero bueno, casi todos sus amigos van a desotorizarlo. Solo la ideologia moderna va recuperalo. Sigue logico.
    El pobre enfermo Nietzsche se equivoco en todo. Es un musico de secunda zona y es un pensador recuperado. Para la Meta- Historia, Nietzsche es un botin de guerra del mal. No me sorprende por nada, que la escuela liberal lo estudia. El es perfecto para perder un numero incalculable de gente. Es su funcion metafisica … como Darwin, Marx o Freud, en otros temas. Un vulgar caballo de Troya. Nietzsche el mismo se reclama de las ideas des « Lumières ». Solo pensar como vengo de hacerlo, permite de enlacar les « Lumières » con el SurHomme.
    El mundo moderno ve en el SurHomme una liberdad del Hombre que va mas alla del Bien y del Mal. Pero eso sinifica negar le pecado original del Hombre. El Hombre no es bueno por naturaleza. Rousseau es un stupido. Marx se equivoca, no necesitamos a la sociedad para llegar al mal. Jamas. Si es libre, siempre el Hombre va seguir el Demonio. El Hombre es Debil.
    Pero para Nietzche, es con su potencial con su vitalidad que el Hombre adquiere su liberdad. El se pregunta entonces si en este ambicion que tiene el hombre a adquirir la liberdad, su energia va llegarlo al bien o al mal. Nietzsche analisa bien el facto que hay dos mundos que se enfrentan. Si existe el cojare, existe la cobardia. Si existe el bien existe el mal. Lo que Nietzsche no entiende, porque refusa lo que dice el cristianismo es de reconocer que si el hombre falla a tener el control de sus deseos, de sus passiones, no es libre, es un esclavo. Un esclavo del materialismo. Jamas vas a llegar a la Libertad asi.
    Pero peor, Nietzsche piensa que la origen del cristianismo es el tiempo donde se inversa las valores. Que el Bien se transforma en Mal. Que es la victoria de los debiles. Es tipico de la influencia judia que siempre sigue con la dominacion mental de ser el pueblo de Dios, un pueblo superior a los otros y que siempre refusa reconocer el Cristo. Es un paralelo identico con Nietzsche.
    Aca es la incomprehension total de Nietzche. No entiende que el Hombre es grande solamente arrodillado. Es un adulto que se burla de la verdad. El mismo lo dice, cuando hace hablar Ponce Pilate que dice, que es la verdad ? Nietzsche se burla de la respuesta. No la busca. Es tipico del pensamiento revolucionario, donde la verdad cambia, y cambia, y cambia, donde todo evolua. Eso es falso. Una verdad es verdad, y punto. No cambia. Este manera de pensar es peligrosa, porque permite de liberalisar el hombre de sus deber delante Dios. Eso es exactamente la tentacion del Demonio. Y si Dios es el Bien, y que el Demonio es el Mal, en este sentido, el pensamiento de Nietzsche es el Mal.
    Pienso que solo un debil puede pensar asi. El no tenia una vida facil la verdad, su familia se escapa, el sigue enfermo, el es dotado pero orgulloso, el encuentre un hombre superior a el filosoficamente, musicalmente y dialecticamente (Wagner), cae en la trampa del Demonio. Al final, el va vomir lo que es grande. Se vomita el mismo. Por eso, la armada del mal lo mete arriba, lo glorifica. Es su Campeon ! En el podium al menos jaja
    Asi se debe leer la trayectoria de Nietzsche. Nietzsche se puede leer, pero despues de entender como se paso la historia de la humanidad, no antes. Si leimos Nietzsche despues, podemos entender que es un capricho de un nino dotado, un poco masoquisto que se rebela contra su papa, pero si lo leimos despues … vienen mierditas malsanas en la cabeza. Nietzsche es para los sonadores, los jovenes, el representa la adolescencia. Hay que pasar por aca, pero si un Hombre sigue adolescente, se enferma. Hay que curarse de eso y regresar al inicio. Sinifica aceptar la verdad, y no sonarla.
    Puedo terminar con lo que dice Cosima Wagner sobre Nietzsche:
    « Para cada palabra que lei, tengo un comentario a hacer, y se que aca, es el mal quien gano la victoria »
    Me parecio en el tema.

    #4223

    Pedro Trujillo
    Participante

    En vista del tema…
    En primer lugar, todos tenemos algo en común con Nietzsche por lo que he leído hasta ahora. Genaro ve en la relativización del bien y el mal un arma fuerte para fortalecer una nueva moral; Paulo habla de un espíritu del lucha que se puede igualar a la voluntad de potencia descrita por Nietzsche; Manolo habla de naturaleza y de mundo en movimiento como también ha expuesto el filósofo alemán. Tom también está deacuerdo quizás sin darse cuenta, o muy a propósito al decir que la Revolución es uno de los principios fundamentales del hombre. En segundo lugar quería acotar algunas cosas sobre Nietzsche, porque si bien, un texto, o varios textos filosóficos-literarios se pueden prestar a grandes interpretaciones (Yo lo sé, créanme, mi tesis fue sobre Borges uno de los precursores más grandes de la contemporaneidad sobre hermeneutica y deconstruccionismo), por otro lado el “consenssus”, como de lo que hablaba la Roma antigua, es decir, algo en lo que el pueblo, y no los líderes, está muy deacuerdo, hasta el punto de volverlo natural, es que Nietzsche, hasta cierto punto formalizó la “filosofía del martillo”. Ahora, yo, que soy un apasionado del arte y de la crítica, me tomo la molestia de analizar cada libro que leo con la únicas herramienta que tengo y es decir, mi capacidad de creador y mi memoria lectora. No sé de la filosofía del martillo de Nietzsche, pero sé que muchas de las cosas que ha dicho Tom, han sido influenciadas por su excesivo deísmo o por sus límites tendentes a los prejuicios (el antisemitismo es una historia de toda Europa, no solo de Alemania, y sus orígenes ven más continentes dentro). Nietzsche era filólogo, más que filósofo, por eso conocía bien los textos antiguos; contrae la sífilis y era excesivamente infeliz porque Lou Salomé no le hacia caso. Un primer Nietzsche, porque con los pensadores es así, uno muta la forma de pensar constantemente y esto lo acotó y escribió magistralmente Montaigne, con sus tres versiones de los Essais. Antes de él claro está, Aristóteles, que al principio creía que la retórica era de incompetentes, y luego la igualó a la dialectica en su conjunción que serí la lógica; así hay dos Socrates, tres Platon, etc, etc. Como decía, el primer Nietzsche empuñaba la “linterna” (por así decirlo) “des Lumieres” y exaltaba el post-romanticismo o romanticismo de Schiller, Goethe y Wagner. Con este último romperá sus lazos, lo criticará abiertamente, porque para él será este el fin del arte, fin no como finalidad sino como fin absoluto. Le amarra la moral del esclavo, del cristianismo -que al fin y al cabo es una perversión de las ideas del mundo platónico- por algunas de sus Operas. Como ya dije en la conversación del grupo, a mí no me parece, y yo estoy deacuerdo con el arte total de Wagner (es mi compositor favorito de Opera). Pero a mí no me interesa la crítica que él le hizo a ciertos autores, condenados para Nietzsche serían todos los románticos en primera instancia, porque son más próximos a su época, luego negará a toda la filosofía occidental desde sus raíces, para ser más exactos, la metafísica. Básicamente y contrariamente a todo lo que dijo Tom, la idea de Nietzsche es estética-ética, más que ideológica o contradictoria. Nietzsche exalta el coraje de pensar, no como coraje al opuesto de la cobardía, sino como estábamos diciendo en toda la conversación (por limitación de la lengua). Nietzsche exalta la belleza de la naturaleza de la tierra y del hombre, y de las creaciones en sí mismas del hombre (al principio no se atreve a negar la ciencia, el segundo Nietzsche lo hará). Al contrario de lo que Tom ha dicho, y esta sin ser una idea de Nietzsche, la he aprendido con el tiempo y con mucha mucha vida (y en Europa no se vive, sino en Latinoamérica) puedo decir que sí, Rousseau estaba mal, pero que también el modo de catalogar nuestras bestias internas departe del cristianismo ha sido la forma de castración más absurda de nuestra era. Negar la venganza, el odio (que al fin y al cabo es el amor perverso), la sexualidad, la independencia de la mujer y del pensamiento, negar el Tiempo, la ciencia, las facultades del hombre a favor de las facultades de dios, todo ello ha sido castrarnos en nuestro intento de querer ser ALGO MÁS. Nietzsche no se ha dedicado a criticar la religión como Tom piensa, es más pocas veces lo hace directamente (no tiene nada que ver su amistad con un judío, esto es, otra vez un discurso antisemita que es bastante acorde con la Francia incluso antes del tema Deyfrus), Nietzsche ataca a cualquier ídolo y por ídolo entiéndase también la ciencia que quiere el absoluto y es otra forma de deísmo a favor del conocimiento; por ídolo, hoy en día, yo entiendo el futbol, que no me canso de criticar como método arcaico del control de las masas; también la televisión es un ídolo, ídolos que se tienen que derrumbar porque un hombre que cree en un más allá, en un conocimiento más allá, en un arte más allá, es un hombre que se conformará y conformarse es derrotarse. Los artistas más influyentes del universo han nacido de un mundo que les ha negado los pasos, de un mundo con hambre, con sed, la conformidad no hace genios hace retrógradas. Europa y Norteamérica están conformes, lo veo todos los días, los demás paises NO. Nietzsche solamente ha querido un hombre válido en un mundo que cambia constantemente, un hombre que no se queda sentado en el dos más dos es cuatro, sino un hombre para el cual, la posibilidad de que las matemáticas estén basadas también en pasos en falso como al final está basado todo lo que ha querido describir el hombre. Has banalizado al filósofo más influyente de nuestra era a favor de un pseudocristianismo inculcado, con palabras como demonio/mal, dios/bien, en pleno siglo XXI. Ojo, Nietzsche no habla de metas, el superhombre es un eufemismo para decir lo que decía Machado: “caminante no hay camino se hace camino al andar”.

Viendo 9 publicaciones - del 1 al 9 (de un total de 9)

Debes estar registrado para responder a este debate.