Inicio Foros Presentaciones personales Julio Vidal

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Geno Figueroa hace 8 meses, 2 semanas.

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Publicaciones
  • #4741

    Julio Vidal
    Moderador

    All my life I’ve been searching for something, something never comes never leads to nothing, nothing satisfies but I’m getting close. Closer to the prize at the end of the rope

    Toda mi vida me la he pasado buscando algo, algo que nunca llega y no me lleva a nada, y nada me satisface pero me voy acercando. Cada vez más cerca al premio al final de la soga

    All my life – Foo Fighters

    Mi nombre es Julio Vidal, soy músico y amo a mi banda más que a nada en este mundo, pero las cosas no siempre fueron así. Cuando termine el colegio a los 15, no sabía qué hacer (como es posible que a los 15 ya sepas lo que quieres ¿?) y solo obedecí lo que mis viejos me dijeron que haga. Pasé los 3 peores años de mi vida en Tecsup (lo único bueno que me sucedió en ese lapso de tiempo fue que ahorre y me pude comprar mi primera guitarra) y me termine convirtiendo en un mediocre egresado de la carrera de mecánica. Paradójicamente conseguí el mejor trabajo de toda mi promoción y use el dinero que ganaba para intentar llenar mis vacios, con lo cual solo conseguí fallar una y otra vez, hasta que un buen día algo sucedió. La idea de tener una banda nació en mi cabeza la noche del 4 de abril del 2013 mientras cargaba a mi hermano en los hombros y “Read my mind” de “The Killers” retumbaba en el estadio nacional. La idea me atravesó la sien y desde entonces no hay un solo día en que me acueste sin abrazar esa visión. Unos meses después de aquel concierto un amigo mío me prestó una guitarra eléctrica, le tome unas fotos y las subí al Facebook. Si de algo me han servido las redes sociales es para encontrar a los miembros de la banda. Resulta que Javier, en ese entonces un amigo lejano al cual veía raras veces y solo cuando visitaba su barrio para pichanguear y tomar unas chelas con otros amigos, era bajista y llevaba tocando años en diversas bandas y justo por esos días buscaba a alguien para comenzar un nuevo proyecto. Javier vio las fotos, me contacto, me compre mi primera guitarra eléctrica, un ampli del tamaño de un sixpack de latas de chela e inmediatamente comenzamos el viaje. Si, éramos solos los dos. Bajo, guitarra y voz tarde tras tarde, madrugada tras madrugada tocando lo que saliera por puro amor a la música. Paso el tiempo y un amigo suyo se integro como nuestro primer baterista. Seguimos ensayando y al poco tiempo tuvimos la oportunidad de tocar covers en un par de fiestas privadas y al sentir que había algo prometedor decidimos empezar a componer nuestras propias canciones. El proceso de composición para mi es algo difícil de explicar. Siempre he visto a los compositores que admiro como una suerte de superhéroes cuyo súper poder es componer melodías y letras que yo ni en mil años podría haber imaginado. No recuerdo cuantas madrugadas habré pasado en vela tratando de descifrar como carajos componer una melodía medianamente decente, lo que sí recuerdo es que un buen día y así sin más, todo empezó a fluir. Fue en ese punto en donde decidimos que si íbamos a hacer algo, lo teníamos que hacer de la mejor manera posible o al menos íbamos a morir en el intento. Juntamos el dinero y empezamos a grabar nuestro primer demo. En el proceso el baterista renuncio por motivos que hasta el día de hoy desconozco, dejándonos en el aire con la elaboración del demo. Sin embargo con la ayuda de un par de bateristas que contactamos pudimos terminar de grabar las maquetas. Con el demo listo y la respuesta positiva de las personas que lo escucharon, nos dimos cuenta de un detalle más: Necesitábamos un lugar apropiado para tocar. Rompí el chanchito que venía llenándose hace ya unos años y empecé con el pequeño proyecto de la sala de ensayo propia. No fue fácil y aparte de todos mis ahorros y tener también que vender mi primer auto, construir la sala me costó unos días en la clínica por una bronquitis crónica y una crisis asmática causadas debido a la inhalación de la lana de vidrio usada para el aislamiento acústico. Pero nada importaba más que tener un lugar en donde poder ser libres, y a decir verdad todo valió la pena. Podríamos hacer un ritual satánico con sacrificio de personas al son de las bandas más pesadas de black metal y nunca nadie se enteraría xD lo que quiero decir es que de esa habitación no sale ni un solo decibel lo que nos permite ensayar a cualquier hora sin molestar a nadie. En el proceso de la construcción de la sala tuve la increíble suerte de encontrar un diamante, un genio, un prodigio, un talento de esos que llegan al mundo solo de vez en cuando. Su nombre es Carlos Lucana, tiene 17 años y toca la guitarra como si su vida dependiera de eso. De hecho creo que de algún modo su vida realmente depende de eso. Como dije al principio, si de algo me han servido las redes sociales es para encontrar a los miembros de la banda. Cuando terminamos de grabar el demo lo empecé a propagar por los grupos de música del Facebook y un buen día un completo extraño me comento literalmente esto:

    Eres un capo! Eres uno de esos que demuestra que existen talentos ocultos en todo el mundo! Y que en la música se puede crecer poco a poco! Ahora recibes comentarios de colegas músicos como nosotros, pero te aseguro que pronto estarás en grandes escenarios haciendo lo que mejor haces: MUSICA!!! Vibras hermano 😀

    Esa fue la primera vez que supe de Carlitos. Leí el comentario e inmediatamente lo agregue y me puse en contacto para agradecerle y hacerle saber lo mucho que significaban para mi tan emotivas y gratificantes palabras. Aquella vez conversamos un poco pero nada más. Por ese entonces creía tener el tema de los músicos cuadrado, sin embargo al cabo de unos meses después, mientras trabajaba en los acabados de la sala de ensayo, me daría cuenta de que necesitaba un integrante más. Podríamos haber continuado con el formato de 3 integrantes: guitarra y voz, bajo y batería, pero me di cuenta de que las canciones que empezaba a escribir necesitaban una línea melódica paralela que las embelleciera y para eso necesitaba un guitarrista mas. Empecé la búsqueda sin mucho éxito hasta que un buen día me tope con una canción que me voló la cabeza en mil pedazos. Era Carlitos, que con el guitar link que su viejo le había regalado, había empezado a grabar sus canciones y a colgarlas en su canal de Soundcloud. No dude ni un segundo en pedirle que formara parte de la banda y el no dudo ni un segundo en aceptar. Trabajo en provincia y después de aquella rotación, lo primero que hice al llegar a Lima fue buscarlo y el resto fluyó naturalmente. Nos entendimos a la perfección y en poco tiempo se convirtió en una de esas personas, que al igual que Javier, considero un hermano. Al poco tiempo compramos lo único que faltaba para completar la sala de ensayo: la batería, y ya con todo listo empezamos a audicionar bateristas y fue así como encontramos a nuestro primer baterista. Parecía que ya estábamos completos y solo teníamos que dedicarnos a grabar y ensayar pero no fue así. A los pocos meses de encontrar al baterista, Javier se retiro de la banda por motivos personales. Javier es y siempre será uno de mis mejores amigos, pero su salida solo me volvió a demostrar que todo lo que sucede en la vida, tiene una razón de ser. En reemplazo de Javier llego Fabrizzio, un amigo del primer baterista, con quien ya había tocado en otra banda. Fabrizzio se convirtió en un hermano más en cuestión de días y viendo que todo estaba listo nos encerramos 3 meses para grabar un nuevo demo y prepararnos para empezar a tocar en vivo. El demo fue grabado en mi casa usando solo un SM57 y un Focusrite 2i2, excepto por la batería que fue grabada en 10 pistas en el estudio de un amigo. Las voces, las guitarras y el bajo fueron grabados con lo ya mencionado. Es un demo hecho en casa, y como es de esperarse, podría sonar mucho mejor, pero para haber sido grabado, mezclado y masterizado por solamente un chiquillo de 17 años, suena demasiado brutal y a decir verdad lo amamos. Y pues así fue como todo empezó. Han habido algunos cambios desde aquel entonces. El baterista fue retirado, Fabrizzio migró a la batería y hace un par de meses reclutamos a Jean, el nuevo bajista que también canta lo cual nos provee de una segunda voz muy solida para la banda. Venimos tocando en vivo desde Agosto del 2016, ahora nos encontramos a punto de terminar de armar nuestra sala de grabación y en unos meses empezaremos las grabaciones nuestro primer disco. Nos ha ido mejor de lo que esperábamos. Estamos muy agradecidos con todos los que nos apoyan y con Dios por ayudarnos en cada paso que damos. Este tiempo tocando en vivo ha servido para reafirmar nuestro amor y compromiso con la música: esto es y siempre será todo para nosotros. Siempre.

    Julio V.

    #4742

    Geno Figueroa
    Moderador

    Te has hecho esperar, hermano, pero es una historia de ptm!, jajaja! Y eso que es la tercera vez que lo leo.
    Pronto, ustedes serán una banda de rock de csm, reconocida y querida por mucha gente, estoy seguro de eso. Sé que nunca se van a rendir, y esto es lo más importante.
    Sé, además, que seguiremos trabajando juntos para conseguir vivir en un país más de ptm, hasta que más gente pueda sentir cómo la vida es tan de ptm, ¡cómo la vida es un regalo para soñar, luchar y disfrutar!
    Con todo, hermano. Un fuerte abrazo.

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate.